Cristina

Serenidad y escucha.

Mis primeros contactos con la meditación vinieron de mis clases de bodybalance, impartidas por grandes profesionales, las cuales forman parte esencial de mi vida desde hace años. A ello se unió el gran regalo que me hizo una amiga del imprescindible libro de Jon Kabat-Zimm.
Unos años después conocí a Juanjo Martí, el cual me abrió la puerta a la meditación como algo intrínsecamente relacionado con nuestra vida cotidiana. Por ello, le pedí que acercara dicha técnica a mis seres más queridos, lo que hizo con su particular serenidad y escucha. Estamos muy felices de haber incorporado el mindfulness a nuestras vidas. Gracias, querido Juanjo.